インテックス

先週の日曜日に面白いイベント行います。アニメとまんがが好きな人のためのことでした。大阪のみなとのインテックスでアマチュアアーティストは自分の絵を見せて観客の前でコミックスを書いた。でも、一番楽しい時間はコスチュームを着ている人が来たときです。学生から三十歳オーエールまでみんながまんがの自分になりたい人で着ていた。

 

The atmosphere was festive and participants competed for the improvised photographers’ attention. It was snowing and freezing outside and the bravest ones went outside to hang out in the white. One of the features of Japanese pop culture spread all around the world is the Manga phenomenon. It has displaced the so-called literature for young people –and adults- in many countries, and children have adopted Japan’s Manga characters like their own’s.

 

Cuando estas Navidades visité por unos días a mi familia en Madrid, le llevé a mi sobrino Ignacio de 5 años unas cartas con dibujitos de animalitos bidimensionales –me recordaban a la mascota de Barcelona 92 de un famoso diseñador catalán-, y cuál fue mi sorpresa y la de resto de mi familia que mi tacaño regalo de apenas 300 yenes fue el más apreciado por el niño, que ya se conocía a todos los personajes de “Pokemon” y sus respectivas historias biográficas.

Pero volviendo al festival del Cosu Day en Osaka, la pasión de muchos jóvenes japoneses por otros mundos de fantasía con héroes -muchos de ellos femeninos- de poderes sobrenaturales me hace recordar lo que mi amiga y ex-compañera de trabajo Lidia me dijo hace unas semanas sobre los chicos japoneses: “Me gustan porque pasan más de dos minutos al día frente al espejo, y porque tienen un gran mundo interior”. Lo del espejo no es realmente relevante para este comentario, aunque daría para escribir otro, pero sí que es cierto que los japoneses tienen un gran mundo interior, en muchos ámbitos, incluida la fantasía, y todo ello es mucho más llamativo dada lo limitado de la comunicación en la sociedad japonesa: no son tan anodinos como parece y hacia algún lado tienen que dirigir su creatividad, en este caso hacia dentro. Otra cosa curiosa es que la mayoría de los participantes en el festival de marras, tanto artistas gráficos como disfrazados activos, eran chicas: ese es otro aspecto interesante que me hace reflexionar. ¿Será que se trata de una reacción por parte de algunas mujeres jóvenes y adolescentes a una sociedad de corte machista que las relega a un papel de kawaii, o una simple reiteración de esa imagen kawaii? La primera hipótesis se refuerza con el hecho de que muchas chicas se visten de superhéroes masculinos o andróginos; la segunda se revela cuando aprecio entre las disfrazadas más maduritas, rondando los 30, vestidos de colegialas y poses forzadas de infantil indefensión, lo que los japoneses conocen como ぶりっ子. Los fotógrafos, la mayoría japoneses  rondando la cuarentena y haciendo honor al hecho de que detrás de todo fotógrafo hay un voyeaur más o menos oculto, hacen cola para sacar instantáneas a las pseudocolegialas, encantadas de ser el centro de atención por unas horas.

Blog de WordPress.com.

estudiosdeliteratura

Just another WordPress.com site

El blog de De la Vega

(English and Spanish)

Habaneceres

Literatura, opinión y otros habaneceres, porque habanecer es una perspectiva, un estado de ánimo, un vicio de la memoria