高校

Institutos en Japón vs. Institutos en América

El otro día tuve la oportunidad de visitar un instituto público en la ciudad de Osaka. Había un concurso de Show-and-tell en inglés y necesitaban jueces extranjeros, así que me invitaron a asistir. Otro día me invitarían a una presentación cultural.

En Shiraishi Island, hace un par de años, también visité otro “cocó”y da la sensación que cuando has visto uno, los has visto todos: el diseño es exactamente el mismo; los materiales, los colores, las salas y las clases.

Pero de lo que me interesa hablar es de los alumnos. Paseando por los pasillos y observando a los estudiantes, se percibe una armonía y un respeto hacia los profesores y las normas que ya me habría gustado a mí en mis tiempos de profesor en USA. El comportamiento de los chicos y chicas parece un poco infantil para su edad, al menos en el exterior, y no hay faldas excesivamente cortas entre las chicas, como se ven a menudo por las calles. Hablando con ellos la percepción de inocencia se multiplica; Saludan y miran al extraño, pero con respeto y curiosidad. Con los profesores tienen una relación abierta y de confianza, sin reservas, casi como un rol parecido al de padre-hijo, como todavía sucede en Latinoamérica; y dado el carácter no asertivo del japonés, lo que dice el profesor, va a misa.

En Estados Unidos es bastante distinto: el estudiante es asertivo, defiende sus propias ideas o al menos así ha sido educado; y en ocasiones, el profesor es el enemigo, alguien a quien pagan –muy mal, por cierto, en comparación con otros trabajos- para poner trabas a su libertad, pero también una persona con la que se puede hablar de tú a tú e incluso discutir de forma respetuosa.

Dos modelos muy distintos, con sus ventajas e inconvenientes, que crean dos tipos muy distintos de personas.

(ENGLISH)

The difference between American and Japanese high-schools is huge and it has to be with the different ways of treating the raising of the children in both societies. In America self-assertion, individualism, criticism and challenging behaviour -even towards the teachers- is promoted, while in Japan students tend to be more respectful, quiet in class, a bit naive compared the Americans, and little argumentative.

The results can also be seen in the society, being the schools a preparation for real life: in Japan, submission and attachment to the company; in America, professional mobility and individuality; in Japan, value of the senioririty and manners; in America ,value of results. In Japan, quite relaxed atmosphere in schools -at least for teachers, always treated with highly respect-; in America, confrontation, some times even physichal, with them.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

estudiosdeliteratura

Just another WordPress.com site

Habaneceres

Literatura, opinión y otros habaneceres, porque habanecer es una perspectiva, un estado de ánimo, un vicio de la memoria

%d bloggers like this: